jueves, 9 de septiembre de 2010

Tarros de dulces para un escaparate de confitería

Materiales necesarios:

- Plástico semirrígido (acetato por ejemplo).
- Rocalla de colores y tamaños variados y unas cuantas transparentes.
- y lo de siempre: pegamento, pinzas (de dos tipos: de las de sujetar -foto de la izquierda- y de las de coger, para la rocalla).

Método:

Cortar tantas tiras de plástico como botes queramos hacer. Cada tira se girar sobre sí misma y se pega formando un cilindro. He usado pegamento tipo supergen pero transparente. En la foto se ve cuando se secaban, sujetas con las pinzas.



- Una vez secos, pegar sobre otro trozo de plástico para hacer el fondo. Yo lo he pegado primero y recortado después a medida por comodidad.
-Rellenar con rocalla de colores y recortar la tapa de cada uno. Pegar una rocalla transparente encima de la tapa.
Truco: para dar la sensación de que el bote no es liso, echar pegamento por el interior del "bote" con la ayuda de un palito y dejar secar.
Aquí se ven los botes terminados.

5 comentarios:

PAKY dijo...

qué guay, y parece sencillo, gracias por mostrarlo... SAludos

Marian dijo...

fantastica idea y "parece" fácil, se ve muy bien.
Besos

elis dijo...

Óptima ideia. Obrigada.
Elis

Eva - tatalamaru dijo...

Gracias por la explicación, quedan geniales y parece fácil de hacer. Besos

mariangu dijo...

Gracias, chicas, sois muy amables.
¡Así da gusto!

Publicar un comentario en la entrada